Formación


Perry Anderson - Internacionalismo, un breviario

Análisis de las metamorfosis experimentadas por el nacionalismo y el internacionalismo, desde los tiempos de Kant hasta la actual revolución de los asuntos militares. Perry Anderson examina las bases sociales, las formas ideológicas y los referentes geopolíticos de la cambiante configuración de ambos conceptos.

Isaac Deutscher - Las raíces de la burocracia

Si he decidido hablar sobre las raíces de la burocracia, es por la razón de que, a mi entender, hay que calar muy hondo para hallar las causas más profundas – las causas primeras – de la burocracia, al objeto de ver cómo y por qué esta lacra de civilización humana ha alcanzado proporciones tan aterradoras. Dentro del problema de la burocracia, del cual el problema del Estado constituye un paralelo aproximado, se concentra buena parte de esa relación entre individuo y sociedad entre hombre y hombre, que ahora se ha convertido en moda calificar de ”alienación”.

Perry Anderson - La batalla de ideas en la construcción de alternativas

¿Cómo podemos comprender este campo de batalla? Es un terreno todavía dominado, obviamente, por las fuerzas que representan lo que desde nuestra perspectiva llamamos una nueva hegemonía mundial. Pues bien, para  abordar la cuestión de alternativas, es preciso primero contemplar los componentes de esta nueva hegemonía (…) diciendo que las ideas dominantes en el mundo son siempre las ideas de las clases dominantes, es muy claro que estas clases -en sí- no han cambiado nada en los últimos cien años. Los dueños del mundo siguen siendo los propietarios de los medios materiales de producción, a escala nacional e internacional. Sin embargo, es igualmente claro que las formas de su dominación ideológica si han cambiado significativamente.

Lidia Cirillo - El feminismo de la izquierda anticapitalista

El feminismo nace y renace siempre en la izquierda, junto a las tendencias revolucionarias, democráticas o progresistas: en los márgenes de la revolución de 1789, en las revoluciones nacionales de la primera mitad del siglo XIX, en el seno del movimiento por la abolición de la esclavitud en los Estados Unidos, junto al movimiento obrero, en la radicalización de los años sesenta y setenta, en el movimiento altermundialista...
Este texto pretende ser una aportación para repensar un feminismo anticapitalista adaptado a los retos del pasado pero sobre todo una actualización ante los retos del presente.

Antonio Gramsci - Socialismo y cultura

Gramsci, en su obra “Socialismo y Cultura” hace una singular caracterización del mundo intelectual. Para el filósofo marxista la cultura es “la verdadera fabricante de la hegemonía, del despliegue de la ‘guerra de posición’ y de la formación del consenso”. Según esta interpretación, la cultura produce choques “inevitables” entre posiciones ideológicas contrapuestas cuya resolución marca las transformaciones culturales de la sociedad civil.

Antonio Gramsci - Espontaneidad y dirección consciente

Se pueden dar varias definiciones de la expresión espontaneidad, porque el fenómeno al que se refiere es multilateral. Hay que observar, por de pronto, que la espontaneidad pura no se da en la historia coincidiría con la mecanicidad pura. En el movimiento más espontáneo los elementos de "dirección consciente" son simplemente incontrolables, no han dejado documentos identificables. Puede por eso decirse que el elemento de la espontaneidad es característico de la "historia de las clases subalternas", y hasta de los elementos más marginales y periféricos de esas clases, los cuales no han llegado a la consciencia de la clase para sí y por ello no sospechan siquiera que su historia pueda tener importancia alguna, ni que tenga ningún valor dejar de ella restos documentales.

Daniel Tanuro - Fundamentos de una estrategia ecosocialista

Marx decía que “Toda la economía se reducía, en última instancia, a una economía del tiempo”. Afirmar la necesidad de producir y de consumir menos es reivindicar tiempo para vivir y vivir mejor. Esto supone abrir un debate fundamental sobre el control del tiempo social, sobre lo que es necesario a cada cual, por qué y en qué cantidad. Supone despertar el deseo colectivo de un mundo sin guerras donde se trabaje menos y se trabaje de otra manera; un mundo en el que se contamine menos y en el que se desarrollen las relaciones sociales y se mejore sustancialmente el bienestar, la sanidad públicas, la educación y la participación democrática. Un mundo que no será menos rico como afirma la derecha, ni tan rico para la mayoría de la población, como dice cierta izquierda. Pero que será menos vacío, menos estresante, menos exprimido; en una palabra: más rico.